Nosotros

Historia

SALAZONES LOPEZ DE GEA, S.L. es una empresa familiar, llevamos mas de 40 años elaborando de la manera más natural y artesanal salazones de pescado: Huevas de Merluza, Huevas de Mújol, Huevas de Maruca , Huevas de Atún, Huevas de Bonito, Mojama de Atún, Bonitos secos, Caballa, Marrajo.

En la elaboración de todos nuestros productos seleccionamos los mejores pescados de los mejores mares, los elaboramos de manera artesanal, se salan y secan con el punto justo de sal marina de las salinas de San Pedro del Pinatar como única conservante como hacían nuestros antepasados fenicios, consiguiendo la mayor calidad y un sabor inigualable para los paladares más exigentes.

En la actualidad disponemos de unas nuevas instalaciones de más de 1.200 m2, cumpliendo con todas las normas de sanidad y los controles más exigente de higiene y calidad. Tenemos establecido el riguroso sistema de autocontrol, «Análisis de Peligros y Puntos de Control Critico» -APPCC- y junto con las más avanzadas técnicas de envasado al vació, conseguimos que todos nuestros productos mantengan todo su aroma y sabor tradicional.

¿Quiénes somos?

En Salazones López de Gea, S.L. somos verdaderos Artesanos del Salazón, seleccionamos los mejores pescados de los mejores mares y los elaboramos artesanalmente tal y como lo hacían nuestros antepasados.

Todos nuestros salazones son elaborados con materia prima de primera calidad, nuestra experiencia y saber hacer de Maestros Artesanos del Salazón, sal marina de las salinas de San Pedro del Pinatar y el tiempo justo de secado consiguen un sabor autentico que deleita al mas exquisito paladar.

En SALAZONES LOPEZ DE GEA, S.L. queremos seguir manteniendo la tradición de elaborar salazones de pescados lo más artesanal y con la mayor calidad posible en todos nuestros productos y seguir dando un servicio serio, excelente y personalizado a todos nuestros clientes y proveedores, su fidelidad nos avalan. La tradición y dedicación de nuestra empresa es hoy en día nuestro sello de calidad incomparable.

DE LA MAR A LA MESA, CON LA SAL DE LA VIDA.